1 /5

Foto: Scala, Firenze

La herida de Eneas

Con la ayuda de Venus, el médico Lápix cura a Eneas de una herida recibida en Italia durante la lucha del héroe contra Turno, el rey de los rútulos. Museo Arqueológico Nacional, Nápoles.

Lee el artículo completo

Foto: Scala, Firenze

Descenso a los infiernos

Eneas desciende al Hades, donde las almas pasan la eternidad, para ver a su padre. Óleo por Niccolò dell’Abate. Siglo XVI. Galería Estense, Módena.

Lee el artículo completo

BRIDGEMAN / INDEX

Troya devastada

Este óleo muestra la caída y destrucción de Troya. En la parte inferior derecha, Eneas huye con su familia. Siglo XVII. Museo de Bellas Artes, Blois.

Lee el artículo completo

BRIDGEMAN / INDEX

La historia de Eneas y Dido en un mosaico

Este mosaico de la villa romana de Low Ham, en Inglaterra, narra varios episodios de la historia de Eneas y Dido.

Lee el artículo completo

Foto: Bpk / Scala

Secuelas del combate

La curación de las heridas de guerra impulsó el desarrollo de la medicina. En la imagen, Aquiles vendando las heridas de Patroclo durante la guerra de Troya. Copa de Sosias. Siglo V a.C.

Lee el artículo completo