Artículos

Richard Sorge, el legendario espía soviético

Al servicio de Stalin

Richard Sorge, el legendario espía soviético

Tras la Primera Guerra Mundial, Sorge abrazó el comunismo y trabajó como espía para la Unión Soviética. Bebedor y mujeriego, fue enviado como corresponsal de un periódico alemán a Japón. Allí dirigiría una amplia red de espionaje y avisaría a Stalin sobre los planes de invasión de la Unión Soviética por parte de Alemania. Pero su vida de película terminó trágicamente al ser ejecutado en la horca.

Josep Gavaldà

La batalla de Jaljin-Gol, la derrota que obligó a Japón a expandirse por el Pacífico

Japón pierde ante la URSS

La batalla de Jaljin-Gol, la derrota que obligó a Japón a expandirse por el Pacífico

La batalla del Jaljin-Gol fue un conflicto que en 1939 enfrentó a Japón y la Unión Soviética. El afán imperialista nipón fue frenado en seco por un entonces desconocido general Zhúkov, que barrió de las estepas mongolas al Imperio japonés. Esta derrota fue crucial para el devenir de la Segunda Guerra Mundial y llevaría dos años después a Japón a atacar Pearl Harbor y dar inicio a la Guerra del Pacífico.

Josep Gavaldà

El pacto Antikomintern, una frágil "amistad"

Juego de "traiciones"

El pacto Antikomintern, una frágil "amistad"

El 25 noviembre 1936, Alemania y Japón firmaron el llamado Pacto Antikomintern con el objetivo de sellar una alianza para defenderse de la amenaza que representaba para ellos la Unión Soviética. Pero en vísperas de la invasión de Polonia, la Alemania nazi y la Union soviética sellaron un acuerdo de no agresión sin el conocimiento de Japón. Sería el inicio de una historia de "traiciones" entre ambos países.

Josep Gavaldà

Los Buffalo Soldiers, tropas afroamericanas en el ejército estadounidense

La historia oculta del lejano oeste

Los Buffalo Soldiers, tropas afroamericanas en EEUU

Pertrechados con los peores equipos, este cuerpo militar integrado sólo por soldados afroamericanos, fue destinado a las zonas más peligrosas, entre ellas la frontera de Texas, donde los civiles blancos los insultaban y agredían, a pesar de que los protegían del acoso de los nativos americanos. Cuba, Filipinas y las dos guerras mundiales sirvieron para reconocer el valor de unos soldados marginados por el color de su piel.

Josep Gavaldà

Temas relacionados

Compártelo