1 /64

¿Autorretrato de Leonado?

Este dibujo de un hombre de edad avanzada es reconocido universalmente como un autorretrato de Leonardo da Vinci. La obra fue descubierta en el sigo XIX y, según estudios actuales, habría sido realizada en fechas en torno a la partida del artista a Francia. Aunque no hay dudas sobre su autoría, también se ha identificado la imagen como el estudio de un personaje, un filósofo antiguo o su padre, Piero. Biblioteca Real, Turín.

Lee el artículo completo

La muerte del genio

Leonardo da Vinci murió el 2 de mayo de 1519 a los 67 años. Según el relato transmitido por Giorgio Vasari, el artista falleció en su cama en brazos del rey Francisco I, quien le profesaba una gran admiración y que fue su protector y mecenas en los últimos años de vida del florentino. La escena, una leyenda inventada por el biógrafo italiano, fue reproducida en 1818 por Ingres en este óleo. Petit Palais, París.

Lee el artículo completo

Una obra de arte viajera

La Mona Lisa es, tal vez, el mayor icono mundial del arte. Leonardo comenzó el retrato de Lisa Gherardini hacia 1503 en Florencia, se lo llevó consigo en su traslado a Francia en 1516 y nunca dejó de trabajar en él. El rey Francisco I lo adquirió poco antes de la muerte del artista y lo incluyó en las colecciones reales. Museo del Louvre, París.

Lee el artículo completo

En la corte de Milán

Leonardo da Vinci residió en Milán en dos etapas de su vida. Entre 1482 y 1499 estuvo al servicio de la familia Sforza, para la que trabajó como pintor, organizador de fiestas e ingeniero. Más tarde, Durante la dominación francesa, fue el pintor e ingeniero de Luis XII en la ciudad entre 1508 y 1512. En la imagen, el castillo de los Sforza.

Lee el artículo completo

Un mural codiciado

Leonardo pintó La última cena en el refrectorio de Santa Maria delle Grazie, en Milán, entre 1494 y 1498. Cuando Luis XII invadió la ciudad quedó tan admirado de la obra que pensó en descolgarla de la pared y llevársela a Francia.

Lee el artículo completo

Luis XII, rey de Francia

Cuando Luis XII, cuya figura está representada en este sello de oro del siglo XVI, conquistó Milán en 1499 se inició un periodo de dominación francesa en la ciudad que se prolongaría más de una década. El monarca francés, al igual que su antecesor Carlos VIII, quedó admirado por el talento de Leonardo da Vinci, hasta el punto de tentarlo en diversas ocasiones para que se pusiera a su servicio. 

Lee el artículo completo

Florencia, la ciudad de Leonardo

El salón de los Quinientos del palazzo Vecchio de Florencia, sede del gobierno de la República. En 1503, Leonardo comenzó a pintar un mural monumental para decorar una de sus paredes, aunque la técnica experimental que utilizó no dio buenos resultados y se vio obligado a abandonar el proyecto. La reforma de la sala emprendida por Giorgio Vasari a mediados de siglo ocultó definitivamente la pintura.

Lee el artículo completo

Al servicio del Pontífice

En 1513 Leonardo se puso al servicio del papa León X. Leonardo sintió que su arte era poco valorado por el pontífice, que prestaba mayor atención a Miguel Ángel o a Rafael, y pronto abandonó la ciudad. Sobre estas líneas, la basílica de San Pedro.

Lee el artículo completo

León X, papa de Roma

Giovanni di Lorenzo de Médicis, que tomó el nombre pontificio de León X, fue papa entre 1513 y 1521. Arriba su efigie en un camafeo del siglo XVI.  

Lee el artículo completo

Incansable estudioso

Leonardo da Vinci acumuló miles de páginas con notas, dibujos y teorías sobre los temas más variados. La imagen sobre estas líneas muestra una página del Códice Arundel, un legajo con observaciones e ideas sobre Geometría y Mecánica tomadas entre 1478 y 1518. Esta faceta alejada del terreno artístico del florentino fue muy admirada por sus mecenas para los que realizó obras de ingeniería civil y militar y estudios de todo tipo.

Lee el artículo completo

La tumba de Francisco I

Francisco I convenció a Leonardo da Vinci para que se trasladara a su corte en Amboise, donde pasaría sus últimos años de vida. En la imagen sobe estas líneas, un relieve de la tumba del rey francés, en Saint Denis, lo muestra cargando al frente de sus tropas en la batalla de Marignano (1515), decisiva para la reconquista de la Lombardía.

Lee el artículo completo

Luisa de Saboya

La madre de Francisco I jugó un papel decisivo en la llegada de Leonardo da Vinci a la corte francesa. Admiradora del artista igual que su hijo, deseaba que el florentino le ayudara a ampliar y renovar el señorío que le había legado su difunto marido, el conde de Angulema. Busto en terracota de Luisa de Saboya. Museo del Louvre, París.

Lee el artículo completo

El castillo de Amboise

En lo alto de un promontorio que domina el río Loira se alza este magnífico castillo, una de las residencias reales favoritas de Francisco I. En sus inmediaciones se levanta la mansión de Clos Lucé, donde Leonardo se alojó durante los tres últimos años de su vida.

Lee el artículo completo

Cloux, la morada francesa de Leonardo

Leonardo da Vinci vivió en el antiguo castillo de Cloux, hoy Clos Lucé, que Carlos VIII adquirió en 1490 como residencia de verano.

Lee el artículo completo

La vida del genio

El arquitecto Giorgio Vasari (1511-1574) se ha hecho célebre por recoger las biografías de los más importantes artistas del Renacimiento en su libro Las vidas de los más excelentes pintores, escultores y arquitectos, entre ellas la de Leonardo da Vinci. Sobre estas líneas, la portada de la biografía de Da Vinci en la segunda edición de la obra (1568), revisada y ampliada.

Lee el artículo completo

La tumba de Leonardo

La capilla de Saint- Hubert, en el castillo de Amboise, adonde se trasladaron los restos atribuidos a Leonardo, recuperados en 1874 de la capilla de Saint-Florentin.

Lee el artículo completo

La batalla de Anghiari

Pedro Pablo Rubens realizó a principios del siglo XVIIl la copia más conocida de la obra inacabada de Leonardo da Vinci: un dibujo realizado a partir de las copias anteriores y de los diseños del propio Da Vinci. Museo del Louvre, París.

Lee el artículo completo

FOTO: Album

Rodolfo II, un soberano excéntrico

Rodolfo II, arriba retratado por Martino Rota, fue coronado emperador tras la muerte de su padre, Maximiliano II, en 1576. Fijó su corte en Praga, donde su carácter excéntrico y depresivo lo llevó a recluirse dedicado a sus grandes pasiones: la alquimia y el arte. Arcimboldo, pintor con una obra original, llena de sentido del humor y simbolismo, se convirtió en su artista favorito. Museo de Historia del Arte, Viena.

Lee el artículo completo

FOTO: Bridgeman / ACI

Esfera armilar

Este instrumento es un modelo del firmamento visto desde la superficie terrestre. Está formada por una pequeña esfera situada en el centro que representa la Tierra y diversas armillas (aros) que muestran el viaje del Sol durante un año (eclíptica), los equinoccios, solsticios y el zodiaco. Las armillas de la esfera se articulan entre sí para simular el movimiento aparente e la bóveda celeste durante un año. Esfera armilar del siglo XVI, Pinacoteca Ambrosiana, Milán.

Lee el artículo completo

FOTO: Alamy / ACI

Triquetrum

El triquetrum (tres esquinas), también llamado instrumento paraláctico está formado por dos brazos articulados de igual longitud y otro más largo, la hipotenusa del triángulo rectángulo que forma con los otros dos brazos. Dos de estas varillas eran fijas y la tercera móvil y servía para calcular la altura del astro observado en la bóveda celéste, medida en grados.El triquetrum de la imagen es una réplica del instrumento que usó Copérnico en Frombork.

Lee el artículo completo

FOTO: Bridgeman / ACI

Cuadrante

El cuadrante es el instrumento más antiguo de los tres que utilizó Copérnico. Apuntándolo al Sol se obtiene la altura del astro, en grados, que están marcados en el semicírculo. Cuadrante de 1784. Observatorio Astronómico de Brera, Milán.

Lee el artículo completo

FOTO: Album

Un esquema revolucionario

Nicolás Copérnico incluyó en su obra Sobre las revoluciones de los orbes celestes un diagrama del modelo del universo, según los datos que fue recopilando en sus observaciones.

Lee el artículo completo

FOTO: Mary Evans / AGE Fotostock

Un humanista italiano en Polonia

Filippo Buonaccorsi, conocido con el nombre de Calímaco, era un humanista italiano que fue miembro de la Academia de Roma. Tras ser relacionado en un complot para asesinar al papa escapó a Cracovia, donde a mediados del siglo XV llegó a ser el preceptor de los hijos del monarca. En la capital de Polonia contribuyó a arraigar la nueva corriente de pensamiento nacida en Italia: el Renacimiento. Grabado de Filippo Buonaccorsi trabajando en su escritorio.

Lee el artículo completo

FOTO: Rosshelen / Getty Images

La Universidad de Bolonia

Copérnico pasó varios años estudiando en diversas universidades de Italia. Se matriculó en Derecho en Bolonia y Medicina en Pádua, sin acabar ningún estudio. Finalmente, obtuvo un doctorado en Derecho Canónico en la Universidad de Ferrara, en 1503. En la fotografía el claustro del palacio del Archiginnasio de Bolonia, sede de la Universidad cuando Copérnico estudió allí. Actualmente alberga la Biblioteca Comunal.

Lee el artículo completo

FOTO: Tichr / Getty Images

Cracovia, capital humanista de Polonia

Cuando Copérnico estudió en la Academia de Cracovia, esta universidad era un importante centro de estudios astronómicos, y la capital era una ciudad cosmopolita en la que florecían las ideas humanistas. En la imagen, la iglesia de Santa María, en la plaza del Mercado.

Lee el artículo completo