1 /124

Foto: Dieter Heyse, BfAD Heyse GmbH & Co. KG

Maria Baldi documentando la tumba de finales del Neolítico

Lee el artículo completo

Foto: Dieter Heyse, BfAD Heyse GmbH & Co. KG

Esqueleto de un niño

Tumba de un niño de unos 12 años de edad que vivió durante la cultura de la cerámica cordada (aproximadamente entre el 2800 y el 2350 a.C.), a finales del Neolítico.

Lee el artículo completo

Foto: Dieter Heyse, BfAD Heyse GmbH & Co. KG

Copa y cuenco junto a la cabeza del esqueleto de un niño

Lee el artículo completo

Foto: Daniel Karmann / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

Dentadura perfecta

El esqueleto apodado Fred conserva una dentadura blanca y reluciente después de haber pasado más de 6.000 años enterrado. La fotografía es del 5 de marzo de 2019.

Lee el artículo completo

Foto: Daniel Karmann / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

El arqueólogo Scott Tucker junto al esqueleto Fred

Lee el artículo completo

Foto: Daniel Karmann / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

Sueño eterno

Fred "fue colocado en la tumba sobre su espalda, con las piernas flexionadas y con un depósito de carbón junto a sus brazos que indica que se quemaron granos durante el rito funerario", explica Tucker a National Geographic España.

Lee el artículo completo

Foto: Dieter Heyse, BfAD Heyse GmbH & Co. KG

Maria Baldi excava la tumba de mediados del Neolítico

Lee el artículo completo

Foto: Dieter Heyse, BfAD Heyse GmbH & Co. KG

Se extraerá todo el bloque de tierra

"Estamos en el proceso de recuperar la tumba como un bloque de tierra, con el fin de preservarla in situ y permitir que se exhiba públicamente después de ser analizada por el Instituto Antropológico Bávaro de Múnich", dice Tucker.

Lee el artículo completo

Foto: Gabriel Prieto, John Verano et al. / PLOS ONE

Víctimas de un sacrificio

Esqueletos de niños y camélidos, enterrados por la arena arrastrada por el viento, en el sitio de Huanchaquito-Las Llamas. Todos los entierros se encontraban relativamente a la misma profundidad.

Lee el artículo completo

Foto: Gabriel Prieto, John Verano et al. / PLOS ONE

Esqueleto de un niño

Entierro infantil habitual, boca arriba y con las piernas flexionadas. En la cabeza conserva restos de tejido. El cuerpo fue depositado en dirección noroeste, hacia el océano.

Lee el artículo completo

Foto: Gabriel Prieto, John Verano et al. / PLOS ONE

Una llama sobre un cuerpo humano

Camélido de color marrón claro yaciendo sobre un cuerpo humano. El pelo de los camélidos del sitio Huanchaquito-Las Llamas se ha conservado muy bien.

Lee el artículo completo

Foto: Gabriel Prieto, John Verano et al. / PLOS ONE

Modificación craneal

La comparación entre los diferentes cráneos ha revelado distintas formas de modificación craneal, lo que sugiere que los niños pertenecían a distintos grupos étnicos y procedían de diferentes regiones geográficas.

Lee el artículo completo

Foto: Gabriel Prieto, John Verano et al. / PLOS ONE

Cortes realizados por el verdugo

Ejemplos de elementos biseccionados del hueso esternón.

Lee el artículo completo

Foto: R. Haurillon, Inrap

¿Un entierro doble?

¿Los difuntos fueron enterrados en sentido opuesto de forma intencionada? Laurent Vidal, el director de las excavaciones arqueológicas, explica a National Geographic España que "más bien se trata de una coincidencia, pues las tumbas no parecen contemporáneas".

Lee el artículo completo

Foto: R. Haurillon, Inrap

Entierro individual

Esqueleto con una moneda en la boca y junto a un balsamario azul. La tumba debió de estar hecha con maderas clavadas.

Lee el artículo completo

Foto: R. Haurillon, Inrap

Tumba hecha con ladrillos

Esqueleto en buen estado de conservación en una tumba hecha con ladrillos.

Lee el artículo completo

Foto: Neoépica

Esqueleto con una moneda y vasijas cerámicas

Lee el artículo completo

Foto: Neoépica

Esqueleto de un adulto con ajuar funerario

Lee el artículo completo

Foto: Neoépica

Vasijas cerámicas halladas en el interior de una tumba

Lee el artículo completo

Foto: Neoépica

Excavación de una tumba

Lee el artículo completo

Foto: Proyecto Arqueológico Valle de Lambayeque

Víctima de un sacrificio

Tumba de un posible individuo sacrificado, hallada en el interior del recinto en forma de "D".

Lee el artículo completo

Foto: Proyecto Arqueológico Valle de Lambayeque

Enterrado boca abajo

El individuo fue depositado en posición decúbito ventral con las piernas flexionadas y los pies hacia arriba. "No se hallaron restos del brazo derecho y el cráneo fue separado del cuerpo y colocado en la pequeña fosa en posición contraria a la ubicación anatómica", comenta Bracamonte.

Lee el artículo completo

Foto: Museos de Tenerife

Restos esqueléticos

Lee el artículo completo

Foto: Museos de Tenerife

Restos del depósito funerario

Lee el artículo completo

Foto: MOLA Headland Infrastructure

La osteóloga Niamh Carty examina el esqueleto

Lee el artículo completo