1 /79

FOTO: Album

Vertumno, Rodolfo II según Archimboldo

Retrato de Rodolfo II en traje de Vertumno, finalizado hacia 1590, es la más famosa de las cabezas compuestas a partir de vegetales de Giuseppe Arcimboldo. El artista italiano recreó al soberano del Sacro Imperio como Vertumno, dios de la mitología etrusca y romana asociado al cambio y a la abundancia de la Naturaleza.

Lee el artículo completo

FOTO: Album

Rodolfo II, un soberano excéntrico

Rodolfo II, arriba retratado por Martino Rota, fue coronado emperador tras la muerte de su padre, Maximiliano II, en 1576. Fijó su corte en Praga, donde su carácter excéntrico y depresivo lo llevó a recluirse dedicado a sus grandes pasiones: la alquimia y el arte. Arcimboldo, pintor con una obra original, llena de sentido del humor y simbolismo, se convirtió en su artista favorito. Museo de Historia del Arte, Viena.

Lee el artículo completo

FOTO: Tiberiu-Calin Gabor / Alamy / ACI

Sarmizegetusa

Durante la campaña de 105-106 d.C. contra los dacios, las legiones de Trajano tomaron su capital, Sarmizegetusa. En su emplazamiento se fundó la Colonia Ulpia Traiana Sarmizegetusa, cuyos primeros pobladores fueron veteranos de las guerras dacias. En la imagen, una calzada del enclave.

Lee el artículo completo

FOTO: DEA / Album

El conquistador de la Dacia

Efígie de Trajano, el emperador que conquistó la Dacia y pacificó la frontera danubiana en un sestercio.

Lee el artículo completo

FOTO: AKG / Album

Protegida contra el mal fario

Sissi llevaba siempre colgados de su reloj de bolsillo un buen puñado de amuletos. Entre ellos se encontraba una mano haciendo el signo de los cuernos para evitar que le echaran el mal de ojo.

Lee el artículo completo

FOTO: Willfried Gredler / AGE Fotostock

El botiquín de la emperatriz

En el botiquín de Sissi nunca faltaba la cocaína, que en esa época se usaba como antidepresivo y como sedante, ni una jeringuilla para inyectarla.

Lee el artículo completo

FOTO: AKG / Album

Pensamientos íntimos

La emperatriz volcaba todas sus frustaciones en su diario personal, en el que se desahogaba y escribía poemas satíricos contra miembros de su familia, como por ejemplo su tío, el archiduque Guillermo.

Lee el artículo completo

FOTO: Getty Images

Obsesión con el peso ideal

Sissi estaba obsesionada con su peso, que se mantuvo toda su vida en 50 kilos. Báscula de la emperatriz. Museo Sissi, Viena.

Lee el artículo completo

FOTO: Willfried Gredler / AGE Fotostock

Entreno en palacio

La emperatriz era una obsesa del deporte y de estar en forma. Llenó el palacio de Hofburg de utensilios para sus ejercicios gimnásticos diarios, como anillas que colgaba del techo o estas espalderas.

Lee el artículo completo

FOTO: Willfried Gredler / AGE Fotostock

Una dieta proteica

La emperatriz se diseñó ella misma una dieta en la que predominaba el jugo de carne. Para ello usaba esta prensa.

Lee el artículo completo

FOTO: Scala, Firenze

El compromiso de una adolescente

El compromiso de la jovencísima Elisabeth con el emperador cogió a todo el mundo por sorpresa, incluso a ella. Esta fotografía fue tomada por el famoso fotógrafo alemán Alois Locherer en 1853, en Baviera, en la época del compromiso de la princesa con su primo el emperador Francisco José.

Lee el artículo completo

FOTO: Getty Images

Una emperatriz adulta

Con 30 años, Elisabeth había dado ya tres descendientes al emperador, entre ellos el tan deseado heredero al trono, y estaba a punto de tener el cuarto. Era una emperatriz con personalidad y hermosa que parecía haber dejado atrás la melancolía que le provocó el verse apartada de la crianza de sus dos hijos tras la muerte de la primogénita a los dos años, y se negó a someterse a la rígida disciplina de la corte más que cuando fuera estrictamente necesario. Gran amante de los animales, existen muchas fotografías de Sissi con sus perros, como ésta, tomada en 1867, en que aparece con su perro Houseguard, un animal que la acompañó durante años y por el que sentía especial cariño.

Lee el artículo completo

FOTO: Scala, Firenze

El rostro escondido

Las depresiones de Elisabeth se agudizaron poco después de cumplir 50 años, cuando recibió el duro golpe de la muerte de su hijo Rodolfo en Mayerling. De luto perpetuo, en sus años de madurez, la emperatriz se negaba a dejarse fotografiar el rostro. En las imágenes tomadas a partir de entonces aparece a menudo con el rostro cubierto por un velo o con un abanico, como en esta imagen.

 

Lee el artículo completo

FOTO: Getty Images

Púrpura, el color imperial

En el Imperio Bizantino, la púrpura fue un color destinado única y exclusivamente a la realeza y su producción estaba cuidadosamente controlada por el Estado. En este mosaico del siglo VI d.C., aparece la emperatriz Teodora, esposa de Justiniano, vistiendo una lujos túnica de color púrpura. Iglesia de San Vital, Ravena.

Lee el artículo completo

FOTO: Erich Lessing / Album

El sudario de Carlomagno

Muchos siglos después de la desaparición de los fenicios del Mediterráneo, la púrpura seguía siendo un símbolo de la realeza. En el año 814, Carlomagno fue enterrado en la catedral de Aquisgrán envuelto en un sudario de seda confeccionado en Constantinopla, tejido con hilos dorados de seda y teñido con la púrpura de los reyes. Museo de Cluny, París.

Lee el artículo completo

FOTO: Massimo Ripani / Fototeca 9x12

El foro romano

Cicerón pronunció algunos de sus discursos más famosos en este lugar, centro político de la ciudad. En primer término, las tres columnas del templo de Cástor y Pólux, y al fondo, el arco de Septimio Severo.

Lee el artículo completo

FOTO: Erich Lessing / Album

De Octaviano a Augusto

El heredero de César se valió de Cicerón para afianzar su posición en la lucha de poder en Roma. Este camafeo incrustado en la llamada Cruz de Lotario muestra la efigie de Octaviano, convertido ya en el emperador Augusto.

Lee el artículo completo

FOTO: Scala, Firenze

Pacto entre Marco Antonio y Octaviano

Este cistóforo de plata fue acuñado en Éfeso para conmemorar la boda entre Marco Antonio y Octavia, la hermana de Octaviano. Museo Británico, Londres.

Lee el artículo completo

Foto: Ministry of Antiquities, Egypt

Cabeza de Marco Aurelio

La cabeza escultórica del emperador Marco Aurelio, de origen hispano, representa a un hombre con el cabello ondulado y barba.

Lee el artículo completo

Foto: Pier Paolo Cito / AP Photo / Gtres

Estatua ecuestre

Estatua ecuestre de Marco Aurelio, del siglo II d.C., que se conserva en Roma. Marco Aurelio fue la inspiración de inspiración de Pertinax, que intentó impartir justicia y contentar al pueblo, pero murió asesinado a los 66 años, víctima de la codicia de la guardia pretoriana, que buscaba su propio provecho económico.

Lee el artículo completo

Foto: PD-Art

Miniatura 27 de la Crónica de Constantino Manasses, siglo XIV

En ella aparecen representados los emperadores romanos Cómodo, Pertinax y Didio Juliano.

Lee el artículo completo

Foto: MUSEI VATICANI

Pertinax

Busto de Publius Helvius Pertinax (126-193 d.C.) expuesto en el Museo Pío-Clementino, perteneciente a los Museos Vaticanos.

Lee el artículo completo

Foto: José Garrido Lapeña / Museo de Zaragoza

Aragón

Retrato de Divus Augustus, fechado entre el 98 y el 103 d.C. y hallado en 1980 en el Yacimiento Colegio Nacional Allué Salvador, en Tarazona (Zaragoza). Pertenece al Museo de Zaragoza.

Lee el artículo completo

Foto: CM Dixon / Gtres

Juliano el Apóstata

Estatua del emperador romano Juliano el Apóstata (331 ó 332-363) del siglo IV d.C., que forma parte de la colección del Museo Cluny de París.

Lee el artículo completo

Foto: Museum Het Valkhof, Nijmegen

Anverso de una moneda

Anverso de un sólido de Mayoriano.

Lee el artículo completo