1 /399

Van Gogh pintó la fantástica "Noche Estrellada" en 1889

Lee el artículo completo

Gtres

Vincent van Gogh pintó más de 30 autorretratos entre 1886 y 1889

Lee el artículo completo

FOTO: Luca Tettoni / Bridgeman / ACI

Arte malayo

Una estatuilla de madera de Sarawak de finales del siglo XIX.

Lee el artículo completo

FOTO: Bridgeman / ACI

Los triunfos de Julio César

Al regresar a Roma en el año 46 a.C., Julio César celebró todos los triunfos obtenidos en la última década: las Galias, Egipto, Zela y Numidia. Esté óleo, obra de Andrea Mantegna, forma parte de una serie de pinturas que recrean esas celebraciones. En él, una procesión de músicos precede el carro triunfal de César, que aparece en otro panel. Hampton Court, Londres.

Lee el artículo completo

FOTO: H. Lewandowski / RMN-Grand Palais

El hoplita

El ejército griego estaba formado por ciudadanos-soldado (hoplitas) que defendían su libertad y se basaba en una formación de falange en la que era muy importante la solidaridad de sus miembros para protegerse unos a otros. Esta cerámica del siglo VI a.C. muestra a un hoplita bien armado, como los que lucharon en las Termópilas contra los persas.

Lee el artículo completo

FOTO: Photoaisa

El califa en su palacio

Este óleo orientalista de Dionís Buixeras, pintado en 1885, muestra a Abderamán III en el salón rico de Medina Azahara. Tras años de luchas contra sus rivales internos y contra los reinos cristianos de la península, el califa de Córdoba decidió retirarse a Medina Azahara, el palacio-fortaleza donde instaló su corte y donde se dedicó a recibir y agasajar a embajadas extranjeras hasta su muerte, en 961. Paraninfo de la Universidad de Barcelona.

Lee el artículo completo

FOTO: Bassler / AGE Fotostock

La dinastía Omeya

Los omeyas dominaron el Islam desde Damasco entre 661 y 750, año en el que perdieron el poder en favor de los abasíes. Los supervivientes de la dinastía derrocada se refugiaron en la península ibérica, que gobernaron como emires (jefes políticos pero no religiosos) hasta que Abderramán III se proclamó califa en el año 929. En la imagen, Abderramán III junto a unos sirvientes en un relieve de la arqueta de Leyre. Museo de Navarra, Pamplona.

Lee el artículo completo

FOTO: Nuria Puentes

La mezquita de los omeyas

La Mezquita de Córdoba fue erigida por Abderramán I en 786. Dos siglos más tarde, Abderramán III mandó construir el alminar y amplió el patio de los Naranjos. La imagen muestra la sala de la Oración, ampliada por Almanzor en 987. 

Lee el artículo completo

FOTO: Oronoz

Guerra de frontera

Abderramán III comandó personalmente muchas expediciones contra los reinos cristianos de la península ibérica y mantuvo firmes las fronteras de su estado. La imagen muestra dos miniaturas de la cantiga 165 de santa María (siglo XIII), que relata el intento de toma de Tortosa (Tarragona) por parte de un sultán musulmán. Biblioteca del Escorial.

Lee el artículo completo

FOTO: Juan José Pascual / AGE Fotostock

Arquitectura destinada a impresionar

Abderramán III pasó la última parte de su reinado en el suntuoso palacio capital que había mandado construir a las afueras de Córdoba, Medina Azahara. Allí recibía a las embajadas extranjeras rodeado de lujo para impresionar a los diplomáticos. En la imagen, el salón rico, dedicado a las audiencias reales. El delicado ataurique de los muros toma como base el Árbol de la Vida, tema frecuete en el arte islámico.

Lee el artículo completo

FOTO: Photoaisa

Lujo palaciego

Esta cierva de bronce hacía de surtidor de agua en Medina Azahara. Museo Arqueológico Nacional, Madrid.

Lee el artículo completo

Foto: agefotostock

El caballo de Leonardo en el hipódromo de San Siro, Milán.

El enorme caballo de bronce imaginado por Leonardo da Vinci entre 1482 y 1493 y realizado posteriormente por la escultora Nina Akamu se encuentra en el hipódromo de Milán, en Italia.

Lee el artículo completo

Foto: CC

Los esbozos de Leonardo da Vinci

Leonardo (1452–1519) dejó esbozado lo que debía ser la escultura ecuestre más grande del mundo. Sin embargo no llegó a verla erigida en vida. Estos diseños sirvieron, unos 500 años más tarde, para hacer realidad el sueño del artista italiano.

Lee el artículo completo

FOTO: Oronoz / Album

Cruz de la Victoria de Alfonso III

Realizada en madera, cubierta de oro y piedras semipreciosas, es un rico trabajo de orfebrería donado por Alfonso III y su esposa Jimena a la catedral de Oviedo en 908, y custodiado actualmente en la Cámara Santa ovetense.

Lee el artículo completo

El suicidio

Este grabado inglés del siglo XVIII es una alegoría del suicidio.

Lee el artículo completo

¿Autorretrato de Leonado?

Este dibujo de un hombre de edad avanzada es reconocido universalmente como un autorretrato de Leonardo da Vinci. La obra fue descubierta en el sigo XIX y, según estudios actuales, habría sido realizada en fechas en torno a la partida del artista a Francia. Aunque no hay dudas sobre su autoría, también se ha identificado la imagen como el estudio de un personaje, un filósofo antiguo o su padre, Piero. Biblioteca Real, Turín.

Lee el artículo completo

La muerte del genio

Leonardo da Vinci murió el 2 de mayo de 1519 a los 67 años. Según el relato transmitido por Giorgio Vasari, el artista falleció en su cama en brazos del rey Francisco I, quien le profesaba una gran admiración y que fue su protector y mecenas en los últimos años de vida del florentino. La escena, una leyenda inventada por el biógrafo italiano, fue reproducida en 1818 por Ingres en este óleo. Petit Palais, París.

Lee el artículo completo

Una obra de arte viajera

La Mona Lisa es, tal vez, el mayor icono mundial del arte. Leonardo comenzó el retrato de Lisa Gherardini hacia 1503 en Florencia, se lo llevó consigo en su traslado a Francia en 1516 y nunca dejó de trabajar en él. El rey Francisco I lo adquirió poco antes de la muerte del artista y lo incluyó en las colecciones reales. Museo del Louvre, París.

Lee el artículo completo

En la corte de Milán

Leonardo da Vinci residió en Milán en dos etapas de su vida. Entre 1482 y 1499 estuvo al servicio de la familia Sforza, para la que trabajó como pintor, organizador de fiestas e ingeniero. Más tarde, Durante la dominación francesa, fue el pintor e ingeniero de Luis XII en la ciudad entre 1508 y 1512. En la imagen, el castillo de los Sforza.

Lee el artículo completo

Un mural codiciado

Leonardo pintó La última cena en el refrectorio de Santa Maria delle Grazie, en Milán, entre 1494 y 1498. Cuando Luis XII invadió la ciudad quedó tan admirado de la obra que pensó en descolgarla de la pared y llevársela a Francia.

Lee el artículo completo

Luis XII, rey de Francia

Cuando Luis XII, cuya figura está representada en este sello de oro del siglo XVI, conquistó Milán en 1499 se inició un periodo de dominación francesa en la ciudad que se prolongaría más de una década. El monarca francés, al igual que su antecesor Carlos VIII, quedó admirado por el talento de Leonardo da Vinci, hasta el punto de tentarlo en diversas ocasiones para que se pusiera a su servicio. 

Lee el artículo completo

Florencia, la ciudad de Leonardo

El salón de los Quinientos del palazzo Vecchio de Florencia, sede del gobierno de la República. En 1503, Leonardo comenzó a pintar un mural monumental para decorar una de sus paredes, aunque la técnica experimental que utilizó no dio buenos resultados y se vio obligado a abandonar el proyecto. La reforma de la sala emprendida por Giorgio Vasari a mediados de siglo ocultó definitivamente la pintura.

Lee el artículo completo

Al servicio del Pontífice

En 1513 Leonardo se puso al servicio del papa León X. Leonardo sintió que su arte era poco valorado por el pontífice, que prestaba mayor atención a Miguel Ángel o a Rafael, y pronto abandonó la ciudad. Sobre estas líneas, la basílica de San Pedro.

Lee el artículo completo

León X, papa de Roma

Giovanni di Lorenzo de Médicis, que tomó el nombre pontificio de León X, fue papa entre 1513 y 1521. Arriba su efigie en un camafeo del siglo XVI.  

Lee el artículo completo

La tumba de Francisco I

Francisco I convenció a Leonardo da Vinci para que se trasladara a su corte en Amboise, donde pasaría sus últimos años de vida. En la imagen sobe estas líneas, un relieve de la tumba del rey francés, en Saint Denis, lo muestra cargando al frente de sus tropas en la batalla de Marignano (1515), decisiva para la reconquista de la Lombardía.

Lee el artículo completo