1 / 27

FOTO: Album

El amo del Mediterráneo

Julio César era conocido por su audacia y su rapidez de actuación en el campo de batalla. Así había sometido a los galos, había vencido a Pompeyo en la guerra civil, había afianzado a su amante y aliada Cleopatra en el trono egipcio y aplastó a Farnaces II, rey del Ponto. En la imagen, una escultura del general tocado con la corona de laurel del siglo XVII. Museo del Louvre.

Lee el artículo completo

FOTO: Album

Llegué, vi, vencí

Sextercio con la célebre frase con la que Julio César resumió su victoria en Zela: "Veni, vidi, vici". En pocas horas, el 2 de agosto del 47 a.C sus legiones derrotaron a las tropas del rey Farnaces II del Ponto, el principal enemigo de Roma en oriente.

Lee el artículo completo

FOTO: Bridgeman / ACI

Los triunfos de Julio César

Al regresar a Roma en el año 46 a.C., Julio César celebró todos los triunfos obtenidos en la última década: las Galias, Egipto, Zela y Numidia. Esté óleo, obra de Andrea Mantegna, forma parte de una serie de pinturas que recrean esas celebraciones. En él, una procesión de músicos precede el carro triunfal de César, que aparece en otro panel. Hampton Court, Londres.

Lee el artículo completo

FOTO: Erich Lessing / Album

Regreso a Roma

Esta pintura de Francesco di Cristofano, que decora la Villa Medicea en Poggio a Caiano, ilustra la vuelta de Cicerón a Roma en 57 a.C., tras el exilio impuesto por Clodio, tribuno de la plebe aliado de César.

Lee el artículo completo

FOTO: DEA / Album

Julio César, el tirano

Cicerón creía que Julio César era un tirano que había traicionado los valores republicanos que el orador defendía. Busto del dictador del siglo I a.C.

Lee el artículo completo

FOTO: Bridgeman / ACI

La muerte del dictador

Este óleo de George Edward Robertson recrea las exequias de César, que Marco Antonio capitalizó para volver al pueblo contra los conspiradores y presentarse como el nuevo hombre fuerte de Roma. 

Lee el artículo completo

Foto: Akg / Album

César, el enemigo

Mientras César luchaba en las Galias, su relación con Pompeyo derivó en abierta hostilidad. La inesperada muerte de Julia durante un alumbramiento, en 54 a.C., y la de Craso en su campaña contra Partia al año siguiente fueron hábilmente usadas por los optimates para atraer a Pompeyo a su bando. Abajo, busto de César. Museo Regional Agostino Pepoli, Trapani.

Lee el artículo completo

Foto: Heritage / Scala, Firenze

César y la reina de Egipto

El general romano conoció a Cleopatra cuando, persiguiendo a su rival Pompeyo, llegó a Egipto. En el siglo XVIII, Tiépolo recreó el episodio en esta pintura. Museo Arkhangelskoye, Moscú.

 

Lee el artículo completo

Foto: Antonello Lanzellotto / Age Fotostock

Descendiente de la diosa Venus

Según la tradición, la familia de los Julios descendía directamente de Venus, diosa del amor, algo de lo que se jactaba Julio César. También llevaba con orgullo la antigüedad de su linaje, aunque su familia hubiera perdido influencia.

Lee el artículo completo

Foto: Cgb Numismatique Paris

La sexualidad de Julio César

Aunque se acostó con muchas mujeres, la mención de su supuesta relación homosexual con Nicomedes IV de Bitinia (abajo) sacaba a César de quicio. Para ridiculizarlo, sus enemigos le insultaban llamándolo "Reina de Bitinia".

Lee el artículo completo

Foto: Album

La dinastía Julio-Claudia. Camafeo. Biblioteca nacional, París.

En el año 69 a.C., murieron su tía Julia y Cornelia. César leyó un elogio fúnebre en el que loaba la estirpe de los Julios a través de sus mujeres. Esto le granjeó las simpatías del pueblo, ya que no era habitual mostrar afecto hacia la mujer en público.

Lee el artículo completo

Foto: Akg / Album

La carta de Servilia, un adulterio al descubierto

Las discusiones del Senado sobre la conspiración de Catilina fueron acaloradas. Este fresco del siglo XIX muestra el discurso del cónsul Cicerón, partidario de ejecutar a Catilina. Palacio Madama, Roma.

Cuando el Senado debatía qué hacer con Catilina, acusado de conspirar contra la República, Julio César se vio obligado a revelar en público las lujuriosas palabras que le dedicaba su amante Servilia. Sucedió mientras César, partidario de perdonar la vida de Catilina, discutía acaloradamente con Catón, que quería condenarlo a muerte. La postura de César fue vista como un indicio de que estaba implicado en la conjura, sospecha que se acrecentó cuando un sirviente entró en la sala y le entregó una nota. Catón le pidió que dijera si el mensaje era de Catilina, y, ante la negativa de César a mostrarlo, argumentó que su actitud equivalía a probar su culpabilidad. César entregó a Catón la nota y éste vio que era una lasciva carta de Servilia, su hermanastra y esposa del cónsul electo Décimo Junio Silano, tambén presente en la sesión. Catón, humillado, arrojó la nota a César diciéndole: "¡Toma, borracho!".

Lee el artículo completo

Foto: Leemage / Prisma

Las amantes: de clase alta y cultas

Muchas parejas de Julio César eran de clase alta. Cultas e ingeniosas, César encontraba placer intelectual además de sexual en ellas. Abajo, joven del siglo I d.C. en un fresco de Pompeya.

Lee el artículo completo

Foto: British Museum / Scala, Firenze

La reina amante

Las menciones de César a sus amantes rara vez contienen descripciones de su belleza, pero siempre aluden a la importancia política o financiera de dichas mujeres. Se dice que de la reina Cleopatra (abajo) le cautivaron su inteligencia y su talento.

Lee el artículo completo

© MUSEI CAPITOLINI, ROMA / SCUDERIE DEL QUIRINALE

«Augusto»

Busto de mármol del emperador Augusto con corona cívica.

Lee el artículo completo

WERNER FORMAN ARCHIVE / GTRES

Julio César

Retrato de Julio César realizado en mármol, procedente de Egipto.

Lee el artículo completo

Foto: CSIC

El lugar exacto donde asesinaron a Julio César

Un equipo de investigadores del CSIC ha determinado el lugar exacto de la muerte muerte, en el área arqueológica de Torre Argentina, en Roma. Augusto, hijo adoptivo y sucesor de Julio César que se convirtió en el primer emperador del Imperio romano, señaló el lugar del asesinato mediante la colocación de una estructura de hormigón de tres metros de ancho por más de dos de alto. Esta estructura se ha encontrado al final del foso, prácticamente en el centro de la imagen.

Lee el artículo completo

DEA / ALBUM

El sitio de Alesia

La conquista de la ciudadela de Alesia por Julio César y sus legiones dio la victoria final a los romanos frente a los galos. En la imagen, el asedio de Alesia visto por Henry Motte. Siglo XIX.

Lee el artículo completo

PRISMA / ALBUM

El general conquistador

La estatua de Julio César realizada por Nicolas Coustou en el siglo XVII lo muestra tocado con la corona de laurel que se imponía a los generales victoriosos. Museo del Louvre, París.

Lee el artículo completo

BRIDGEMAN / ACI

La rendición de Vercingétorix

Consciente de la imposibilidad de quebrar el sitio romano, Vercingétorix se rindió ante Julio César, momento que muestra este óleo de Lionel Royer. 1899. Museo Crozatier, Puy-en-Velay.

Lee el artículo completo

Foto: ORONOZ / ALBUM

Guerra en busca de venganza

En Filipos, los triunviros Marco Antonio y Octavio se enfrentaron a Casio y Bruto, los asesinos de César, como muestra este tapiz en el palacio de la Almudaina, Palma.

Lee el artículo completo

Foto: ART ARCHIVE

La muerte de Julio César

Julio César, al ver a Bruto que da la señal de atacarlo, se apresta a cubrirse el rostro con la túnica antes de morir. Óleo por F. H. Fuger.

Lee el artículo completo

AKG / ALBUM

La agitada juventud de César

Este sestercio muestra en su reverso la famosa frase pronunciada por César tras su victoria ante Farnaces del Ponto en 47 a.C.: Veni, Vidi, Vici, "Llegué, vi y vencí".

Lee el artículo completo

Metropolitan Museum / Scala

El futuro gran hombre de Roma

Julio César inició su carrera política en Roma con apenas 16 años. En la imagen un joven César, idealizado por Andrea del Sarto en 1520. Actualmente este dibujo se encuentra en el Museo Metropolitan de Nueva York.

 

Lee el artículo completo

HERITAGE / GTRESONLINE

El asesinato de César

'La muerte de César, 44 a.C'. (aprox. 1780-1832), de Guillaume Guillon Lethiere.

 

Lee el artículo completo