1 /21

FOTO: Bridgeman / ACI

Esfera armilar

Este instrumento es un modelo del firmamento visto desde la superficie terrestre. Está formada por una pequeña esfera situada en el centro que representa la Tierra y diversas armillas (aros) que muestran el viaje del Sol durante un año (eclíptica), los equinoccios, solsticios y el zodiaco. Las armillas de la esfera se articulan entre sí para simular el movimiento aparente e la bóveda celeste durante un año. Esfera armilar del siglo XVI, Pinacoteca Ambrosiana, Milán.

Lee el artículo completo

FOTO: Alamy / ACI

Triquetrum

El triquetrum (tres esquinas), también llamado instrumento paraláctico está formado por dos brazos articulados de igual longitud y otro más largo, la hipotenusa del triángulo rectángulo que forma con los otros dos brazos. Dos de estas varillas eran fijas y la tercera móvil y servía para calcular la altura del astro observado en la bóveda celéste, medida en grados.El triquetrum de la imagen es una réplica del instrumento que usó Copérnico en Frombork.

Lee el artículo completo

FOTO: Bridgeman / ACI

Cuadrante

El cuadrante es el instrumento más antiguo de los tres que utilizó Copérnico. Apuntándolo al Sol se obtiene la altura del astro, en grados, que están marcados en el semicírculo. Cuadrante de 1784. Observatorio Astronómico de Brera, Milán.

Lee el artículo completo

FOTO: Album

Un esquema revolucionario

Nicolás Copérnico incluyó en su obra Sobre las revoluciones de los orbes celestes un diagrama del modelo del universo, según los datos que fue recopilando en sus observaciones.

Lee el artículo completo

FOTO: Alamy / ACI

Copérnico y su obra

Nicolás Copérnico fue un hombre introvertido y reservado que dedicó casi toda su vida al estudio y a la observación del firmamento. Los datos que recopiló durante años fueron plasmados en su gran Obra, Sobre las revoluciones de los orbes celestes, en la que expuso la teoría de que los astros giran alrededor del Sol. Esta litografía de Jean-Leon Huens, recrea al astrónomo en su taller elaborando su modelo heliocéntrico.

Lee el artículo completo

FOTO: Bridgeman / ACI

El astrónomo en Frombork

Copérnico pasó las últimas décadas de su vida en Frombork, una ciudad en la desembocadura del río Vístula, donde trabajó para la diócesis. Allí, la leyenda sitúa su trabajo de contemplación en una torre en el recinto de la catedral, pero lo cierto es que el astrónomo poseía una residencia fuera de las murallas que protegían el templo y en cuyo jardín mandó construir el llamado pavimentum, un suelo nivelado y firme para sus instrumentos. El óleo de 1873, Astrónomo Copérnico, o conversaciones con Dios, de Jan Matejko, recrea la leyenda del científico polaco en su torre observando el firmamento con sus instrumentos. 

Lee el artículo completo

FOTO: Krivinis / Getty Images

Torun, cruce de caminos

Nicolás Copérnico nació en el seno de una familia burguesa de Torun, uno de los principales centros urbanos en el norte de Polonia. La localidad natal de Copérnico, en la ribera del río Vístula estaba en un cruce de rutas comerciales que hizo prosperar a sus habitantes.

Lee el artículo completo

FOTO: Culture Club / Getty Images

Narratio Prima, síntesis de la obra copernicana

El astrónomo austriaco Georg Joachim Rheticus fue la persona más importante para la futura fama de Copérenico: fue a conocerlo a Frombrork en 1540 y lo persuadió para que le dejara escribir y publicar la Narratio prima, una exposición simplificada de las investigaciones de Nicolás Copérnico. Gracias al empeño personal de Rheticus se editó también, en 1543, la gran obra del astrónomo polaco, Sobre las Revoluciones de los orbes celestes. Esta imagen pertenece a la portada de una edición de la Narratio prima de 1566.

Lee el artículo completo

FOTO: Mary Evans / AGE Fotostock

Un humanista italiano en Polonia

Filippo Buonaccorsi, conocido con el nombre de Calímaco, era un humanista italiano que fue miembro de la Academia de Roma. Tras ser relacionado en un complot para asesinar al papa escapó a Cracovia, donde a mediados del siglo XV llegó a ser el preceptor de los hijos del monarca. En la capital de Polonia contribuyó a arraigar la nueva corriente de pensamiento nacida en Italia: el Renacimiento. Grabado de Filippo Buonaccorsi trabajando en su escritorio.

Lee el artículo completo

FOTO: Bridgeman / ACI

Ptolomeo, el astrónomo geocéntrico

En el siglo II d.C., el astrónomo y científico greco-egipcio Claudio Ptolomeo formuló la teoría sobre el universo que estuvo vigente hasta la publicación de la obra de Copérnico 15 siglos mas tarde. Ptolomeo defendía que la Tierra era el centro del universo y alrededor de ella giraban todos los astros que cruzaban el firmamento. Retrato de Ptolomeo, hacia 1475. Museo del Louvre París.

Lee el artículo completo

FOTO: Bridgeman / ACI

Sobre las Revoluciones, la gran obra de Copernico

En 1543, gracias al empeño personal de Rheticus, apareció en Núremberg la versión completa de Sobre las revoluciones de los orbes celestes, la gran obra en la que Nicolás Copérnico exponía su modelo de cosmos: un universo cerrado con el sol en el centro y los demás astros girando a su alrededor. La imagen pertenece a una edición de la obra magna de Copérnico y la Narratio prima publicada en Basilea en 1566.

Lee el artículo completo

FOTO: Rosshelen / Getty Images

La Universidad de Bolonia

Copérnico pasó varios años estudiando en diversas universidades de Italia. Se matriculó en Derecho en Bolonia y Medicina en Pádua, sin acabar ningún estudio. Finalmente, obtuvo un doctorado en Derecho Canónico en la Universidad de Ferrara, en 1503. En la fotografía el claustro del palacio del Archiginnasio de Bolonia, sede de la Universidad cuando Copérnico estudió allí. Actualmente alberga la Biblioteca Comunal.

Lee el artículo completo

FOTO: RMN-Grand Palais

Atlas del universo copernicano

El modelo heliocéntrico representado por Andreas Cellarius en su atlas Harmonia macrocósmica, publicado en 1660, en el que plasmó los modelos de universo de Ptolomeo, Copérnco y Brahe.

Lee el artículo completo

FOTO: SPL / Getty Images

Los cálculos y las observaciones del astrónomo

Copérnico anotó las observaciones que hacía y las incluyó en su obra. Esta imagen reproduce un par de páginas del libro II de Sobre las revoluciones de los orbes celestes con las tablas astronómicas de las observaciones copernicanas.

Lee el artículo completo

FOTO: Tichr / Getty Images

Cracovia, capital humanista de Polonia

Cuando Copérnico estudió en la Academia de Cracovia, esta universidad era un importante centro de estudios astronómicos, y la capital era una ciudad cosmopolita en la que florecían las ideas humanistas. En la imagen, la iglesia de Santa María, en la plaza del Mercado.

Lee el artículo completo

FOTO: Erich Lessing / Album

Johannes Kepler, el continuador

El astrónomo alemán Johanes Kepler (1571-1630) era un firme creyente en la teoría heliocéntrica, que a principios del siglo XVII todavía no se había impuesto completamente en el mundo científico. El alemán perfeccionó el modelo del polaco y calculó las órbitas exactas de los planetas, elípticas. Sus leyes describen el movimiento de los planetas alrededor del Sol. Retrato anónimo de Kepler pintado hacia 1620. Fundación Saint-Thomas, Estrasburgo.

Lee el artículo completo

FOTO: Maciekl / Getty Images

Una catedral protegida

La catedral de Frombork era la sede del obispado de Varmia, donde Copérnico hizo su carrera eclesiástica. El recinto de la catedral está situado sobre una colina y rodeado de las murallas donde estaba la torre en la que, según la leyenda, vivió Copérnico.

Lee el artículo completo

FOTO: Bridgeman / ACI

La última visión

Una leyenda sostiene que, cuando estaba postrado en su lecho de muerte y sin conocimiento, pusieron en manos de Copérnico una copia recién impersa de Sobre las revoluciones. Entonces, el astrónomo recuperó la conciencia por un momento, vio el libro y a continuación expiró. El episodio, arriba ilustrado por Josep Planella en 1876 para La ciencia y sus hombres, si no es totalmente apócrifo, recuerda mucho a la biografía de santo.

Lee el artículo completo

FOTO: G. Duprat / Ciel et Espace Photos / Contacto

El perfecto universo esférico

La teoría de Copérnico se basaba en observaciones y cálculos matemáticos, pero también en ideas filosóficas, como que el círculo «es la forma más perfecta de todas». El astrónomo creía en un universo finito (aunque muy grande) formado por ocho esferas concéntricas girando en torno al sol.

Lee el artículo completo

© CZAREK SOKOLOWSKI / AP PHOTO / GTRES

Copérnico

Reconstrucción facial del rostro de Copérnico, realizada en 2010 a partir de su cráneo, hallado en la catedral de Frombork, en Polonia.  

Lee el artículo completo

HERITAGE PARTNERS / GTRES

Copérnico

Retrato de Copérnico (1473-1543) del siglo XVI, en el que se aprecia su característica nariz prominente.  

Lee el artículo completo