Una victoria clave

1280px-LondonBombedWWII full

1280px-LondonBombedWWII full

Foto: CC

Tras haber sometido casi toda la Europa continental bajo su yugo expansionista, en Adolf Hitler puso el punto de mira hacia el archipiélago británico. Después de la derrota parcial sufrida en Dunquerke, el plan de los alemanes era llevar a cabo un contundente ataque aéreo para dejar así el paso abierto a una invasión por tierra. De este modo, a partir de julio de 1940 los aviones de la Luftwaffe empezaron a cruzar el Canal de la Mancha, donde eran interceptados por la RAF y donde tuvieron lugar muchos de los combates aéreos durante la segunda mitad del año. Sin embargo, muchos bombarderos penetraron las líneas de defensa británicas y llegaron hasta las ciudades principales, entre ellas Londres, la capital, cuyo centro mostraba este aspecto de total devastación después de uno de los ataques. La llamada batalla de Inglaterra terminó el 31 de octubre de 1940 con una victoria británica clave para el devenir de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Para saber más

La evacuación que cambió la guerra

La evacuación que cambió la guerra

Leer artículo