Único culpable

AP 331002025

Foto: AP images

Tenía 24 años y una corta trayectoria como activista comunista cuando fue detenido por las autoridades nazis. Procedente de una familia humilde neerlandesa, Marinus van der Lubbe fue acusado de ser el único responsable del incendio del Reichstag que tuvo lugar en febrero de 1933, en pleno ascenso nazi al poder. Su juicio tuvo lugar el 4 de octubre de 1933, pero previamente había sido torturado, tras lo que confesó su culpabilidad. En la imagen se le puede ver durante una de las sesiones. El incendio está considerado por muchos historiadores como uno de los hechos clave que contribuyó al establecimiento de la Alemania nazi de Hitler. Van der Lubbe fue condenado a muerte y su sentencia ejecutada en enero de 1934, tres días antes de cumplir 25 años.