Tumba de barro

Soldados batalla del Somme

Ernest Brooks / CC
Soldados batalla del Somme

Ernest Brooks / CC

Soldados británicos, junto con un prisionero alemán, se retiran del campo después de la batalla de Bazentin, en los primeros días de combates de la batalla del Somme. Esta duró de julio a noviembre de 1916 y fue uno de los episodios más largos y sangrientos de la Primera Guerra Mundial, con más de un millón de bajas entre ambos bandos. El objetivo de los franceses y británicos era crear una distracción que redujera los efectivos alemanes de la batalla de Verdún, pero al final las pérdidas en el Somme terminaron siendo superiores. El mal tiempo convirtió este campo de batalla en un terreno embarrado en el que resultaba difícil lanzar cualquier ataque y la contienda se convirtió en una guerra de desgaste: un oficial alemán describió el Somme como “una tumba de barro”, en la que se perdieron muchas de las unidades más valiosas del ejército germano.

Compártelo