Test de Apgar

Virginia Apgar

Foto: Cordon Press

Un retroacrónimo define el fenómeno lingüístico según el cual a partir de una palabra, nombre o concepto se crea un acrónimo para que cuadre con las letras que lo componen. Este es el caso de la palabra Apgar, el apellido de una mujer llamada Virginia. Gracias a ella y a su dedicación al campo de la neonatología se creó en 1953 el famoso test de Apgar, cuyas siglas responden a Apariencia, Pulso, Gesticulación, Actividad y Respiración. Se trata de un conjunto de sencillas pruebas que sirven para evaluar el estado general de salud de un recién nacido gracias al cual se redujo drásticamente la mortalidad infantil. La doctora Apgar, pionera en su campo y una de las pocas mujeres que accedió a un lugar de trabajo que respondía a sus aptitudes, fue capaz de detectar los efectos en los bebés de las diferentes anestesias que se aplicaban a las mujeres durante el parto, así como de los problemas que suponían los nacimientos prematuros. En la imagen la vemos realizando el test a un recién nacido.

Compártelo