Tesla, el idealista

Tesla

Foto: Cordon Press

A pesar de que parte de su éxito empezó de la mano del que terminaría siendo su mayor enemigo, cuando Nikola Tesla empezó a trabajar con Thomas Edison ya hacía tiempo que el joven nacido en la actual Croacia se había convertido en una eminencia en el funcionamiento de la electricidad. Se había propuesto conseguir que el invento que él pensaba que podía cambiar la humanidad llegase a todo el mundo de manera gratuita. Sin embargo, su enemistad con Edison se lo impidió, pues este, que contaba con muchos más medios que el joven inmigrante, lideró una campaña de desprestigio por todo el país que hizo caer en desgracia el método de la corriente alterna, frente al de la corriente continua que defendía Edison. En la imagen sobre estas líneas tomada en 1895 se puede ver al que muchos consideran como el mejor inventor del siglo XX leyendo delante de uno de sus generadores eléctricos.