Siesta en el Empire State

Foto del día

Foto del día

Foto: AP
Foto del día

Foto del día

Foto: AP

No es la famosa fotografía del almuerzo en las vigas del Rockefeller Center, pero la tranquilidad de este trabajador echándose una siesta en las alturas del Empire State también dice mucho sobre las condiciones de seguridad en la construcción durante los años 30. Era la época de la Gran Depresión y muchos estaban dispuestos a aceptar los trabajos más precarios y peligrosos; además, muchos de los contratados eran inmigrantes (irlandeses e italianos sobre todo) y no podían permitirse el lujo de elegir. El edificio se construyó a un ritmo increíble (algo menos de 15 meses), pero sorprendentemente y a pesar de las nulas condiciones de seguridad solo murieron cinco trabajadores, muchos menos que en otras grandes obras de la época. Sin embargo, tanta prisa sirvió de poco ya que al coincidir con la depresión la mayoría de pisos quedaron vacíos y no fue rentable hasta después de la Segunda Guerra Mundial: esto le valió el jocoso mote de Empty (“vacío”) State Building.