Con serenidad

AP 590112014

Foto: AP

A pesar de que las primeras ciudades en el este de la isla habían empezado a caer mucho antes, se considera que el triunfo de la Revolución cubana tuvo lugar el 1 de enero de 1959, cuando Fidel Castro y los demás guerrilleros entraron en La Habana. Cuando los revolucionarios tomaron el poder tuvo lugar una limpieza de figuras incómodas para la nueva etapa, entre ellos miembros de alto rango del antiguo ejército o personal de seguridad muy cercano a las grandes personalidades políticas. Es el caso de Arístides Díaz, a quien vemos sereno junto al cura que trata de darle consuelo mientras espera a ser ejecutado, como acaba de ocurrir con el resto de hombres que yacen muertos alrededor el 12 de enero de 1959 cerca de la ciudad de Manzanillo. Díaz había sido miembro del ejército privado del antiguo senador Rolando Masferrer.

Compártelo