Secuestro aéreo

AP 850630088

Foto: AP images

Un avión de Trans World Airlines partió de El Cairo con destino a San Diego el 14 de junio de 1985. Durante el trayecto tenía previstas diferentes escalas: Atenas, Roma, Boston y Los Ángeles. Sin embargo, solo realizó la primera. Después de despegar de la capital griega, dos hombres armados informaron a la tripulación y a los pasajeros que eran miembros del brazo armado de Hezbolá, una organización musulmana de rama chii, y se hicieron con el control del avión. El avión fue reconducido a Beirut y a Argel en más de una ocasión, viajes y aterrizajes entre los que iban negociando a cambio de rehenes. Su objetivo era conseguir la liberación de cientos de libaneses presos en Israel. Uno de los momentos más dramáticos fue la muerte de un joven estadounidense cuyo cuerpo fue arrojado por los terroristas desde el avión a la pista del aeropuerto de Beirut. Tres días después del inicio del secuestro, los 40 rehenes que quedaban fueron conducidos a diferentes lugares de Beirut, donde permanecieron presos hasta el día 30 de julio, cuando las negociaciones permitieron su liberación. En la imagen, dos de los secuestradores dan una conferencia de prensa en la terminal del aeropuerto de Beirut el 30 de julio de 1985 justo antes de que finalizase el secuestro.