La Rumanía de Ceaușescu

Foto: CC

Foto: CC

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), la andadura de los países que cayeron bajo la esfera de influencia rusa fue diversa. En el caso de Rumanía, su trayectoria estuvo marcada por el ascenso al poder de Nicolas Ceaușescu en 1967. Como muestra la imagen sobre estas líneas, de joven fue arrestado en más de una ocasión, pues se había afiliado al Partido Comunista de Rumanía en 1932 y participaba en huelgas y otras acciones por entonces consideradas peligrosas. Durante la primera etapa de su gobierno desarrolló políticas que se alejaban del control soviético, lo que le convirtió en una figura popular entre los ciudadanos. Sin embargo, a finales de la década de 1970 su gobierno hizo un giro autoritario, llegando a realizar acciones represivas y violentas contra la población, que se rebeló y provocó su caída. Cuando trataba de huir junto a su esposa, fue interceptado, sometido a juicio y ejecutado de forma sumaria en 1989.