Refugiados de las llamas

AP 230701041
AP 230701041

Foto: AP

Considerado como uno de los volcanes más activos del mundo, el Etna, en la región siciliana de Catania, ha mantenido siempre a los habitantes de sus alrededores en constante estado de alerta. La montaña, cuya cumbre alcanza los 3.322m de altura, ha tenido numerosas erupciones históricas. Entre ellas, una de las más recordadas fue la que tuvo lugar en 1669, que destruyó completamente los pueblos más cercanos y la lava llegó hasta los límites de la ciudad de Catania. En la imagen se puede ver a varios grupos de refugiados que se han visto obligados a abandonar sus casas debido a la erupción de 1923, una de las muchas que se vivieron a lo largo del siglo XX.

Compártelo