Reencuentro familiar

AP 091106011876

Foto: AP

Tan solo habían pasado tres meses desde el inicio de la guerra, pero la alegría de estas niñas que se reunían con su no menos contenta madre delataba que para ellas el tiempo había pasado más lento. En septiembre de 1939 había comenzado oficialmente la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y, a pesar de que en Londres los bombardeos continuados e indiscriminados por parte de la Luftwaffe no empezarían hasta julio de 1940, todo aquel que se lo podía permitir había mandado a su seres queridos lejos de la ciudad. La capital sería uno de los objetivos principales durante la batalla de Inglaterra (julio-octubre de 1940), así que muchos londinenses se trasladaron al campo, como es el caso de esta familia cuyas hijas se habían instalado temporalmente en Cambridge.

Compártelo