Quintillizas

AP 341228022

Foto: AP images

En mayo de 1934 tuvo lugar en el pequeño pueblo canadiense de Corbeil un parto histórico. Una joven llamada Elzire Dionne dio a luz a cinco niñas que, a pesar de haber nacido dos meses antes de lo que deberían, consiguieron sobrevivir y crecer durante su infancia con buena salud. Era la primera vez que en un parto múltiple tan numeroso conseguían sobrevivir todas las implicadas, tanto las bebés como la madre, quien, a juzgar por su imagen de cansancio y teniendo en cuenta que aún no se había desarrollado la técnica de anestesia epidural, acababa de pasar por un durísimo parto. Las cinco eran idénticas, lo cual significa que fueron creadas a partir de un solo óvulo. En la fotografía sobre estas líneas se las puede ver junto a su madre instantes después de haber nacido.