El perro que fumaba con pipa

Foto del día

Foto del día

Foto: AP
Foto del día

Foto del día

Foto: AP

Este bull terrier llamado Butch se hizo famoso en Inglaterra durante la década de 1970. Su dueño, Jean Morel, solía llevarlo en el asiento de pasajeros de su vehículo, pero además le permitía – aunque no debería haberlo hecho – fumar con pipa. Cuando le preguntaron el motivo, Morel respondió: “Butch es un amigo de verdad para mí y empezó a fumar hace cinco años. Solía mordisquear mi pipa, así que decidí regalarle una para él”.

El perro fumador se convirtió en una celebridad en Exeter, donde Morel solía comprar el tabaco, hasta el punto que ambos eran invitados a las reuniones de trabajadores en los pubs de la localidad. Pero su momento álgido de fama le llegó póstumamente, en la década de 1990, cuando se decidió sustituir las muy dañadas gárgolas de la catedral por otras nuevas con la efigie de personajes famosos locales: Butch fue uno de los elegidos y aun ahora posa inmortalizado en lo alto de la catedral; obviamente, con su característica pipa.