El Ojo Atómico

Foto del día

Foto del día

Foto: AP
Foto del día

Foto del día

Foto: AP

En 1954 se presentó en Bonn, capital de la República Federal Alemana, este curioso invento bautizado como “el Ojo Atómico”. Se trataba de unas gafas equipadas con un detector de radioactividad, que se sujetaban a la cabeza con una correa de goma. Las gafas llevaban unas lentes cuyo color cambiaba progresivamente bajo el efecto de la radioactividad, pudiendo detectar si una zona estaba contaminada y en qué medida con solo mirar hacia allí, algo más práctico que ir con un equipo de medición portátil. Una escala de colores medía el nivel de radiación y cuánto tiempo podía permanecer una persona sin peligro para su salud. Aunque ya hacía décadas que se usaban sustancias y tecnologías que se sabía que podían ser peligrosas debido a la radioactividad, no fue hasta la segunda mitad del siglo XX cuando creció la preocupación por dichos efectos nocivos y se desarrollaron medios de detección y protección.