Objetivo: 'aplastar a la Wehrmacht'

AP 4408210120

Foto: AP images

Un improvisado campo de heno en algún lugar del norte de Francia fue el mejor escenario que encontraron los comandantes de los ejércitos aliados para celebrar una reunión estratégica durante la recta final de la Segunda Guerra Mundial (1939-1944). El objetivo era establecer el plan a seguir durante las siguientes semanas para, literalmente, 'aplastar al ejército alemán'. Tras el Desembarco de Normandía (6 de junio de 1944) y una vez consolidado su éxito, había que decidir en qué dirección irían los siguientes movimientos militares. De espaldas se puede distinguir, de izquierda a derecha, al General Hodges, Primer Ejército Americano, General Dempsey, Segundo Ejército Británico; El General Bernard Montgomery, Vigésimo Primer Grupo de Ejércitos; General Omar Bradley, Duodécimo Grupo de Ejércitos; General Crerar, primer ejército canadiense. Era el 21 de agosto de 1944 y tan solo faltaban 4 días para que los Aliados liberaran Francia, con su célebre entrada triunfal en París.