Nacionalización iraní

AP 510927026

Foto: AP images

Después de ocupar varios cargos en el Parlamento iraní, hacia 1950 Mohammad Mosaddeq había alcanzado grandes cuotas de popularidad. Entre otras cosas, Mosaddeq defendía la nacionalización de la mayor fuente de riqueza del país, el petróleo. Un recurso hasta entonces en manos de potencias extranjeras como el Reino Unido que explotaban en gran medida para sus propios intereses y beneficios. Después del Segunda Guerra Mundial (1939-1945), el descontento por los acuerdos de concesión de la gestión y explotación del petróleo había calado entre los iraníes. El Reino Unido respondió desplegando un bloqueo económico sobre el país y se desató la insurrección. Mosadeqq propuso la nacionalización de la Anglo Persian Oil Company y el Parlamento lo aprobó en marzo de 1951, convirtiendo al líder político en uno de los personajes más queridos del momento. Ese mismo año la revista Time lo nombró 'hombre del año'. Así lo debieron considerar los propios iraníes, los que, como se puede ver en la imagen, han rodeado a Mosadeqq y lo levantan en volandas expresando su apoyo el 27 de septiembre de 1951 después de ratificar su posición en cuanto a la nacionalización. En agosto de 1953, el líder del Frente Nacional sería expulsado del poder mediante un golpe de estado orquestado por la CIA y el MI6 para reestablecer en el poder al sha Mohammad Reza Pahleví.