Las mujeres Kisaeng

Gesang School

Foto: CC

Formadas desde muy jóvenes y posiblemente desde el siglo V, el objetivo de las mujeres kisaeng de Corea era entretener y acompañar a los hombres de las clases altas de la sociedad, pues eran propiedad del gobierno. En ocasiones también se ocupaban de proporcionar entretenimiento a las tropas o a invitados extranjeros de la corte. En los centros de formación recibían clases de danza y aprendían a tocar algún instrumento, la mayoría de veces el laúd chino. Una vez finalizado el periodo formativo, que podía iniciarse a los 8 años, empezaba su etapa profesional, que se alargaba desde los 15 años hasta los 30. Aunque no era un asunto público, era muy común que las kisaeng, también conocidas como ginyeo, actuaran como prostitutas con los hombres para los que trabajaban. Lo más común era que una mujer se convirtiera en kisaeng porque era hija de una kisaeng, pero también podía ser un castigo por haber infringido las normas de comportamiento sexual, o una familia podía verse obligada a vender a una hija por falta de recursos. Sobre estas líneas se puede ver una clase de kisaengs hacia finales del siglo XIX.