Max Schmeling y el boicot al nazismo

Foto del día

Foto del día

Foto: AP
Foto del día

Foto del día

Foto: AP

Un grupo de mujeres neoyorquinas se manifiestan en 1937 con proclamas contra Adolf Hitler y a favor del boicot a Alemania. Este boicot no se limitaba a los productos, sino también a las personas: en este caso al boxeador Max Schmeling, muy mal recibido por la prensa y la afición americanas aunque nunca había estado afiliado al Partido Nazi. Mucha de esta presión venía por parte de la población judía de Estados Unidos, que veía al boxeador como un “ciudadano nazi”. Los carteles son muy claros: “No dejéis que Max Schmeling se lleve dinero americano a la Alemania nazi”, “Schmeling es un ciudadano de la Alemania nazi, enemiga de la paz, la religión y la democracia”, “boicotead todos los combates de Schmeling”. En 1938 perdió un combate por el título y volvió a su país; años después dijo alegrarse de aquella derrota, ya que de haber ganado “los nazis me habrían dado una medalla y después de la guerra habría sido tratado como un criminal de guerra”.

Para saber más

En las fauces de la Muerte, fotografía de Robert F. Sargent que muestra a las tropas estadounidenses desembarcando en la playa Omaha el 6 de junio de 1944.

La Segunda Guerra Mundial al completo

Leer artículo