Masacre en Wounded Knee

wounded knee

wounded knee

Foto: CC

Con muchos grupos de nativos norteamericanos ya desplazados a vivir en las reservas, en 1890 tuvo lugar el asesinato supuestamente accidental de Toro Sentado, uno de sus líderes más célebres, en la reserva de Standing Rock. Cuando recibieron la noticia, otros cabecillas indígenas decidieron huir por miedo a correr la misma suerte. Bajo la protección de Pie Grande, un gran grupo se dirigía hacia una reserva para ponerse a salvo cuando fueron interceptados por el Séptimo de Caballería, que decidió de manera unilateral escoltarles hasta una llanura cerca del arroyo de Wounded Knee. Tras una noche de descanso, los oficiales estadounidenses empezaron a requisar armas a los nativos, e incluso registraron sus pertenencias. Durante estos registros, un rifle se disparó y se inició un tiroteo tras el cual resultaron muertos 90 hombres y 200 mujeres y niños, la mayoría de ellos desarmados. En la imagen se puede ver el entierro de algunos de los asesinados en la masacre. En el regimiento hubo 29 bajas, se cree que muchas lo fueron por fuego amigo. El gobierno trató de convertirlo en una exitosa victoria del ejército, pero lo cierto es que la terrible masacre perpetrada contra los indígenas norteamercianos se convirtió en uno de los acontecimientos más dramáticos de la llamada 'Conquista del Oeste'.