Masacre por inanición en Leningrado

AP 4201010735

AP 4201010735

Foto: AP images

La crudeza de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) mostró una de sus peores rostros a partir de septiembre de 1941. Dos años después del inicio del conflicto, los nazis se habían plantado frente a Leningrado (actual San Petersburgo) y la habían rodeado. Lo que los habitantes de la ciudad vivieron durante los siguientes dos años fue bautizado como 'los 900 días' —en realidad 872—, y es uno de los asedios más penosos de la historia. Hubo momentos en que el racionamiento se reducía a una rebanada de pan del tamaño de una pastilla de jabón. La escasez llegó a tales extremos que la población se vio obligada a comer todo tipo de animales —perros, gatos, caballos, ratas...—, incluso se dieron muchos casos de antropofagia, para poder sobrevivir. Algunos historiadores lo han calificado de genocidio debido al hambre sistemática a la que las autoridades sometieron a los ciudadanos con tal de no rendirse. En investigaciones posteriores, hay cifras extraoficiales que hablan de más de un millón personas muertas por inanición, frío o enfermedades derivadas. En esta imagen tomada durante los meses de invierno de 1942 se puede ver a un grupo de personas recogiendo agua durante el sitio de Leningrado. La ciudad fue conectada de nuevo con el exterior el 27 de enero de 1944.