'Locomotora humana'

locomotora humana

Foto: Cordon Press

Un atleta checo se llevó gran parte del protagonismo de los Juegos Olímpicos de Helsinki celebrados en 1952. Ya había obtenido su primera medalla de oro en la prueba de 10.000 m de los anteriores Juegos, en Londres 1948, pero en la capital finlandesa Emil Zátopek ascendió a lo más alto del podio en tres ocasiones. Y lo hizo en el plazo de una semana, ganando la carrera de 5.000 m, 10.000 m y, finalmente, la maratón. Está considerado como uno de los grandes atletas de larga distancia de la historia, por lo que acabó siendo conocido con el sobrenombre de la 'Locomotora humana'. Había empezado como corredor aficionado mientras trabajaba en una fábrica de zapatos, después participó en la Segunda Guerra Mundial formando parte del ejército checo, donde también destacó por sus habilidades físicas. Finalmente, se retiró del deporte en 1958: a lo largo de su carrera había cosechado hasta 18 récords mundiales. Se le recuerda especialmente por su deportividad, que demostraba frente a la derrota, y por el gesto forzado de su cara mientras competía, como demuestra la imagen sobre estas líneas tomada mientras disputaba, precisamente, la final de los 5.000 en Helsinki.