Licencia para matar

Atentado contra Eduardo VIII

Foto: AP
Atentado contra Eduardo VIII

Foto: AP

El 16 de julio de 1936, un hombre intentó asesinar al rey Eduardo VIII de Inglaterra mientras este paseaba a caballo cerca del Palacio de Buckingham. Los testigos relataron que una mujer se dio cuenta de que el hombre sacaba un revólver y dio la alerta a la policía, la cual lo capturó en el acto. El rey salió ileso y el culpable fue identificado como Jerome Bannigan, un estafador que había trabajado como informador para el Servicio de Seguridad británico. En el juicio, declaró que un “poder extranjero” le había contratado para asesinar al rey, pero que él había informado al Servicio de Seguridad del plan y había obtenido permiso del mismo para fingir el atentado; el objetivo, según dijo, era inducir a los cerebros de la operación a hacer un movimiento en falso y conseguir su captura. El jurado lo condenó a un año de prisión y su explicación de los hechos nunca fue corroborada.

Compártelo