Levantamiento heroico

levantamiento gueto varsovia

Foto: CC

Tras la invasión alemana de Polonia en septiembre de 1939, no tardaron en llegar las cada vez más agresivas restricciones sobre los judíos polacos. Una de las medidas que decretaron los ocupantes fue concentrar la población judía en ciertas zonas de las ciudades, a fin de tenerla más controlada, creando guetos donde se acumulaba una gran cantidad de personas. Uno de los más grandes fue el de Varsovia, la capital, creado en 1940 y en el que llegaron a hacinarse más de 400.000 personas. El destino de toda la gente recluida en el gueto eran los campos de concentración y exterminio construidos por los nazis, aunque antes de que empezase el traslado masivo las enfermedades y el hambre ya habían empezado a hacer estragos entre los más débiles. Hacia finales de 1942 su población había disminuido drásticamente y, sabiendo con certeza cuál era su destino final, los restantes, unos 50.000, decidieron luchar empezando así lo que se conoce como el levantamiento del gueto de Varsovia. Con las pocas armas que contaban, el 18 de abril de 1943 expulsaron a los alemanes y tomaron el control. Resistieron unos días con una pobre ayuda de la resistencia polaca, sin embargo cuando los nazis reunieron los suficientes efectivos, entraron y arrasaron con todo, dándose por finalizada la resistencia el 16 de mayo. En la imagen se puede ver un grupo de mujeres y niños detenidos durante la represión del alzamiento. Aproximadamente 13.000 personas murieron durante el ataque, el resto fue deportado y el gueto desmantelado para siempre.

La imagen forma parte de las fotos que Jürgen Stroop, el general que sofocó la rebelión, envió a Himmler en lo que se conoce como el “informe Stroop”. El hombre que empuña un arma detrás del niño es Josef Blösche, lo ejecutaron por crímenes de guerra en 1969, era un criminal sádico y los judíos le llamaban Frankenstein.

Compártelo