Largos y afilados cuchillos

Bundesarchiv Bild 102-14886, Kurt Daluege, Heinrich Himmler, Ernst Röhm

Foto: CC

En la carrera hacia el poder absoluto que Hitler llevó a cabo durante la década de 1930, el futuro dictador tuvo que tomar decisiones muy polémicas que le llevaron a enemistarse incluso con los que parecían sus propios aliados. Uno de los obstáculos que debió superar fue el conflicto que le suponía la existencia de las SA, las fuerzas paramilitares con más apoyo dentro del NSDAP. Su líder, Ernst Röhm, se había permitido el lujo de criticar ciertas actitudes del líder del partido abiertamente y poco a poco se fue granjeando su desaprobación. Hitler llegó a la conclusión de que debía deshacerse de este incómodo cuerpo, incluyendo a Röhm. Para ello diseñó la llamada Operación Colibrí, una acción destinada a terminar con la existencia de las SA y con la vida de sus principales líderes. Después de una agresiva campaña de desprestigio, la noche del 30 de junio de 1934 Röhm y sus principales colaboradores fueron arrestados y posteriormente asesinados en lo que fue popularmente conocida como la Noche de los cuchillos largos. En la imagen, se puede ver a Ernst Röhm a la derecha y a Himmler, uno de sus fieles allegados que terminaría participando en la conspiración, en el centro.