Integración femenina en tiempos de guerra

Foto del día

Foto del día

Foto: AP
Foto del día

Foto del día

Foto: AP

A pesar de haber sido uno de los conflictos más sangrientos de la historia, la Segunda Guerra Mundial propició cambios que antes habrían parecido impensables, como la plena integración de las mujeres en el mundo laboral. Es el caso de esta trabajadora de la red de autobuses de Londres, que en 1941 cubría una de las numerosas vacantes dejadas por los hombres que habían partido al frente. Además, para cubrir estas vacantes en algunos sectores hacía falta formación, lo cual también mejoró su preparación y les abrió nuevas puertas en el mercado laboral una vez terminada la guerra. Otro cambio era el hecho de vestir los mismos uniformes que sus compañeros hombres, una vestimenta de trabajo considerada “masculina” pero que les daba la libertad de movimiento que necesitaban para desempeñar su trabajo: un cambio aparentemente menor pero que reforzaba a nivel de imagen una sensación de mayor igualdad.