Incendios en plena guerra

AP 4403201223

AP 4403201223

Foto: AP images

En cualquier conflicto bélico que afecte una ciudad, la cantidad de llamadas teléfónicas que se registran suele ser un indicador de la intensidad del mismo. No solo porque los ciudadanos intercambian llamadas entre ellos, sino porque los servicios de emergencia también son el destino de muchas de estas llamadas. Así ocurría en esta imagen tomada en marzo de 1944 en Londres, donde las mujeres que trabajaban en el Servicio Nacional de Fuego atendían sin descanso los teléfonos que no paraban de sonar a raíz de los ataques incendiarios de la Luftwaffe sobre la capital británica. Esta centralita era el centro neurálgico a través del cual el oficial de operaciones recibe informes de incendios y a través del cual emite sus órdenes a las áreas donde se está librando el fuego. Una herramienta esencial en plena Segunda Guerra Mundial (1939-1945).