Humanidad y barbarie en Tarawa

AP 4312031190

Foto: AP

Como dos caras de una misma moneda, la imagen sobre estas líneas muestra las dos vertientes opuestas que componen al ser humano. Pocos días antes de que esta imagen fuera tomada a principios de diciembre de 1943, entre el 20 y 23 de noviembre este marine estadounidense había participado en una de las batallas que tuvieron lugar en el escenario del Pacífico, en el marco de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). El lugar era el paradisiaco atolón de Tarawa, en Kiribati, un archipiélago situado en mitad del océano Pacífico que fue testimonio de un violento enfrentamiento entre las tropas japonesas y estadounidenses cuando los segundos iniciaron una ofensiva para arrebatar la isla a los primeros. En tres días perdieron la vida más de 5.500 soldados, la mayoría de ellos nipones. Después de presenciar tanta muerte y destrucción, el soldado de la fotografía todavía conserva la humanidad suficiente como para compartir el agua de su cantimplora con una cría de gato que sobrevivía entre los restos de un tanque abatido durante la batalla.

Temas Relacionados

Segunda Guerra Mundial

Compártelo