Guerra y gusanos de seda

AP 340228195

Foto: AP images

Aunque generalmente la producción de seda está más asociada a un origen chino, históricamente Japón también ha sido un gran productor de esta materia que se fue convirtiendo en un objeto de lujo también a nivel internacional. En la imagen se puede ver cómo se recolectan cientos de miles de gusanos de seda en una factoría japonesa, una imagen que se repetía decenas de veces en las diferentes prefecturas, tras lo cual se enviaban en bolsas hacia las múltiples fábricas de seda de todo Japón. Allí se transformaban los capullos en el elegante material que era la seda, para después ser empaquetado y enviado al mercado estadounidense y a otros grandes mercados. Esta escena que muestra la imagen ocurría en junio de 1937, un momento de auge económico en Japón tanto por la gran producción de materias primeras y su exportación como por la política imperialista que empezaba a desarrollar el estado y que llevaría al estallido de la Segunda Guerra Sinojaponesa (1937-1945), y a la alineación de Japón con las potencias del Eje dentro de la lógica de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).