Furia volcánica

AP 8005191203

Foto: AP images

En el estadounidense estado de Washington, situado en la esquina noroeste del país y junto a la frontera con Canadá, se halla el volcán Santa Helena. El monte forma parte de la Cordillera de las Cascadas y el 18 de mayo de 1980 protagonizó una de las erupciones más fuertes del siglo XX. Hacía un par de meses que se habían estado registrando terremotos, hasta que de repente, uno que sacudió la tierra más fuerte de lo habitual, provocó que se desprendiera una parte de la montaña, dejando vía libre para una gran cantidad de gases, lava y rocas calientes que emergieron de la tierra con una tremenda explosión. A partir de ese momento y tal como se puede ver en la imagen sobre estas líneas, empezó a elevarse una enorme columna de ceniza que superó los 20 km de altura. La potente erupción causó la muerte de 57 personas.