Funeral falangista

00093617

Foto: Cordon Press

Hijo del general y dictador español Miguel Primo de Rivera, José Antonio Primo de Rivera, a diferencia de su padre, no hizo carrera en el ejército. Sin embargo, sí tenía aspiraciones políticas que quiso llevar a la práctica mediante la fundación de la Falange Española en 1933. Este partido aspiraba a ser la rama fascista de España, y se convirtió en un símbolo de lo que estaba ocurriendo en toda Europa donde los totalitarismos estaban en auge. Aunque no consiguió un gran apoyo popular, terminó desempeñando un papel importante en la España pre Guerra Civil, tensando la atmósfera social con actos violentos, atentados y enfrentamientos con los grupos de extrema izquierda. José Antonio fue detenido durante los primeros meses del gobierno republicano del Frente Popular y sentenciado a muerte por conspiración y rebelión militar. El golpe de estado de 1936 tuvo lugar mientras él estaba en la cárcel y fue ejecutado pocos meses después del inicio de la Guerra Civil (1936-1939). En la imagen se puede ver un momento del entierro, que tuvo lugar el 1 de diciembre en los alrededores de Albacete. Tras la victoria del bando sublevado y durante la dictadura franquista (1939-1975), la imagen de Jose Antonio Primo de Rivera fue venerada como la de un héroe.