Fordismo

Ford assembly line - 1913

Foto: CC

Además de ser el responsable de cambiar para siempre el mundo del automovilismo y el transporte con el Ford T, el emprendedor Henry Ford, procedente de una familia humilde instalada en una de las zonas más industrializadas de los Estados Unidos del siglo XIX, fue el primer empresario en introducir la producción en cadena o fabricación en serie. Según este modelo de organización de los trabajadores dentro de una fábrica, Ford conseguía producir un gran número de automóviles de bajo coste en muy poco tiempo con cada uno de los miembros de la plantilla especializado en una sola tarea que desempeñaba repetidamente. En la imagen sobre estas líneas se puede ver un grupo de trabajadores de la fábrica. A este sistema, que terminó por ser conocido como fordismo, iba asociada una mejora de las condiciones laborales de los trabajadores, pues se aplicó acompañada de un aumento salarial, una reducción de la jornada laboral y el aprovechamiento de nueva y moderna maquinaria en todo el proceso. La sociedad de consumo terminó de ensamblar un negocio redondo, pues los empoderados trabajadores eran los mismos que ahora tenían suficientes medios para comprar los mismos automóviles que producían.

Compártelo