El fin de los paracaidistas

Paratroopers Crete '41

Foto: CC

La de Creta fue una batalla en la que las unidades de paracaidistas del Tercer Reich jugaron un papel fundamental. A finales de abril de 1941, Adolf Hitler emitió la orden de empezar la invasión de Grecia por la isla de Creta. En el marco de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), la acción fue la última parte de la Campaña de los Balcanes que Mussolini había iniciado en 1940 y a la que Alemania se había visto obligada a apoyar. La isla estaba considerada un punto estratégico tanto para los Aliados como para las fuerzas del Eje desde donde se podía dirigir las operaciones desde el Mediterráneo. Cuando los 10.000 paracaidistas cayeron sobre Creta se encontraron con tropas británicas que se habían establecido allí con el beneplácito del gobierno griego. Además, también se desplegaron planeadores de asalto, soldados de montaña e infantería naval. La batalla se saldó con una victoria alemana, pero con un gran número de bajas entre los paracaidistas, así como entre las fuerzas del bando aliado. Se dice que, a su término, el Führer dijo que Creta demostraba que el tiempo de los paracaidistas había terminado.