Expansión alemana

AP 410312040

Foto: AP

La anexión de Austria dentro de las fronteras del III Reich en marzo de 1938 fue la primera de las grandes expansiones que realizó la Alemania nazi y que terminarían provocando el estallido de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). En los discursos nacionalistas de Hitler, el concepto de Lebensraum -literalmente, espacio vital- era fundamental. A partir de él se justificaba toda expansión territorial, y así se materializó con el llamado Anschluss, un movimiento de fronteras por el que Austria pasó a formar parte de Alemania el 12 de marzo de 1938. La imagen sobre estas líneas, tomada en marzo de 1941 y ya en plena guerra, muestra la llegada de Hitler a Linz, Austria, para conmemorar el tercer aniversario de la anexión. Tras aquel movimiento de fronteras, en octubre del mismo año tuvo lugar la crisis de los Sudetes, cuando Alemania ocupó una parte Checoslovaquia, en marzo de 1939 ocupó el resto del país y en septiembre de 1939 entró en Polonia con el mismo objetivo. Este último avance fue el casus belli para que se diera por iniciada la Segunda Guerra Mundial.