Éxito y excesos

edith piaf marlene dietrich

Foto: AP

Tras unos inicios profesionales irregulares a principios de la década de 1930, se podría decir que la carrera de uno de los iconos más célebres de la canción francesa, Edith Piaf, se consolida definitivamente en 1940. Los excesos acompañaron a la artista durante toda su vida y tuvo que someterse a tratamientos de desintoxicación en más de una ocasión debido a su relación con el alcohol y las drogas. En 1950 emprendió una exitosa gira en Estados Unidos, donde coincidió con personajes de la talla de Orson Welles, Bette Davis o Marlene Dietrich, con quien la vemos en un camerino en la imagen sobre estas líneas, tomada en 1952. Sus actuaciones conmovieron el público del Teatro Olympe de París y del Carnegie Hall de Nueva York con uno de sus grandes éxitos, Je ne regrette rien, entre otros. El final de su vida se precipitó entre conciertos que aguantaba gracias a la ayuda de la morfina y un deteriorado estado de salud que le provocó algún desfallecimiento en el escenario. Murió en 1963 a la edad de 47 años víctima de un cáncer.

Compártelo