Estrella del jazz

fitzgerald

Foto: Cordon Press

Nacida un abril de 1917 y criada en una familia con muy pocas posibilidades económicas, cuando era joven, Ella Fitzgerald quería ser bailarina. Sin embargo, pronto descubrió que su auténtico talento era el canto. Debutó sobre los escenarios a los 17 años y en 1937, a los 20 años –cuando fue tomada la imagen sobre estas líneas–, ya había grabado sus primeras canciones y empezaba a tener cierto reconocimiento. Nada comparado a lo que llegaría a lo largo de una carrera profesional de seis décadas. Conocida como la Reina del jazz o la Primera dama de la canción, Ella fue conocida por su increíble rango vocal y por ser pionera en estilos de improvisación como el scat. Llegó a recibir 14 Grammys y acabó convertida en una auténtica leyenda del jazz conocida en todos lo rincones del mundo.