Dudoso homenaje

B-29 Enola Gay w Crews

Foto: CC

Puesto que los primeros días de agosto de 1945 la meteorología había mantenido nublado el cielo de Hiroshima, no fue hasta el 6 del mismo mes, cuando las nubes escamparon, que se ordenó el lanzamiento de la primera bomba nuclear sobre Japón. El objetivo de Estados Unidos era aplastar al enemigo de forma definitiva para que no hubiera posibilidad de un contraataque. Y así fue, pues el 2 de septiembre se hacía oficial la rendición del Imperio nipón en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). En el caso de la primera ciudad nipona el recibir el impacto nuclear, una aeronave bautizada como Enola Gay fue la encargada de dejar caer el proyectil sobre la indefensa población. El nombre respondía a un dudoso homenaje a la madre del piloto que lo conducía, el coronel Paul Tibbets, a quien puede verse en el centro de la imagen momentos antes de despegar hacia la misión que imprimiría su nombre en la historia para siempre.