Doblemente accidentado

AP 540125014

Foto: AP

Los periódicos de enero de 1954 anunciaban en la portada y con grandes titulares: "Hemingway y su mujer muertos en un accidente de avión." Afortunadamente, estaban equivocados y ese mismo año el escritor estadounidense pudo recibir el premio Nobel de Literatura que le fue otorgado en octubre. Durante un viaje a África que su mujer Mary había reservado como regalo de Navidad, la pareja debía sobrevolar unas cataratas en el Congo belga. De repente, el avión chocó contra un viejo poste de luz y el piloto tuvo que improvisar un aterrizaje de emergencia en el que ambos salieron heridos. Al día siguiente, cuando iban a tomar otro avión para llegar al hospital más cercano, este explotó durante el despegue. En esta ocasión también ambos salieron vivos, pero con heridas mucho más graves. En la imagen está siendo entrevistado por un periodista en Entebbe, pocos días después de los accidentes, el 25 de enero de 1954. Todavía tenía la herida del cráneo vendada.