¡Disparadles! ¡Matadles!

AP 450427048
AP 450427048

Foto: AP

¡Disparadles! Matadles como ellos mataron a nuestras familias!"

Así se dirigía la mujer que aparece en la imagen a los soldados de las tropas aliadas que supervisiaban los trabajos de limpieza del campo que llevaban a cabo los prisioneros de guerra alemanes en Bergen Belsen. Después de su liberación en abril de 1945, este campo de concentración nazi se convirtió en un símbolo de las atrocidades cometidas por el régimen de Hitler debido a las cifras que de él se calcularon. Entre 1941 y 1945 murieron allí 50.000 personas, se cree que 35.000 perecieron a causa de las enfermedades que se propagaban por las malas condiciones higiénicas en las que se encontraban hacinados los prisioneros. Cuando los soldados de la 11º División Armada del Reino Unido lo liberaron, encontraron 60.000 personas entre la vida y la muerte, y aproximadamente 13.000 cadáveres repartidos por el campo sin enterrar.

Compártelo