Desafío acrobático

AP 7408070436

Foto: AP images

Habían pasado años desde la primera vez que Philippe Petit visualizó el que sería el reto de su vida. Antes de poner rumbo a Nueva York, ya se había puesto a prueba al cruzar sobre su cable las dos torres de la catedral de Notre Dame o al caminar entre los pilones del Sidney Harbour Bridge. La mañana del 7 de agosto de 1974, la Gran Manzana se despertó con la noticia de que un hombre se había desplazado desde la Torre Sur del World Trade Center hasta la Torre Norte sin pisar el suelo, andando por el cielo, solo apoyando sus pies en un cable que unía los dos edificios. A más de 400 m de altura, Petit hizo el recorrido hasta ocho veces durante los 45 minutos que permaneció sobre el cable, logrando el objetivo que se había propuesto. En la imagen se puede ver la impresionante perspectiva desde la que le observaban sus ayudantes. Después se entregó a la policía y declaró: «Cuando veo un lugar bello para poner mi cable, no me puedo resistir».