Cosas maravillosas en la tumba de Tutankamón

Foto del día

Foto del día

Foto: Harry Burton
Foto del día

Foto del día

Foto: Harry Burton

Hoy se cumplen 100 años de uno de los descubrimientos más famosos de la historia de la arqueología: el 26 de noviembre de 1922, después de tres semanas de trabajos, el equipo de Howard Carter llegó a las puertas de la cámara funeraria de Tutankamón, sellada desde hacía más de 3.000 años. Carter describe así aquel momento en su diario: “Con manos temblorosas hice una pequeña brecha en la esquina superior izquierda. La oscuridad y el espacio en blanco, hasta donde podía llegar una varilla de prueba de hierro, mostraban que lo que fuera que había más allá estaba vacío y no lleno como el pasaje que acabábamos de despejar. Se realizaron pruebas con velas como precaución contra posibles gases viciados y luego, ensanchando un poco el agujero, inserté la vela y miré adentro; Lord Carnarvon, Lady Evelyn y Callender estaban ansiosos a mi lado para escuchar el veredicto. Al principio no podía ver nada, el aire caliente que salía de la cámara hacía que la llama de la vela temblara, pero luego, cuando mis ojos se acostumbraron a la luz, los detalles de la habitación interior emergieron lentamente de la niebla, extraños animales, estatuas y oro –por todas partes el brillo del oro.” Carnarvon le preguntó entonces si podía ver algo, a lo que Carter dio su escueta y legendaria respuesta: “Sí, cosas maravillosas”. La tumba del faraón Tutankamón había pasado a ser uno de los descubrimientos más importantes del siglo XX.

Para saber más

Vista desde abajo de la máscara de Tutankamón, expuesta en su vitrina del Museo Egipcio de El Cairo.

Tutankamón, los secretos del tesoro de un faraón

Leer artículo

Para saber más

De izquierda a derecha, lord Carnarvon, su hija Evelyn y Howard Carter en la entrada de la tumba.

La tumba de Tutankamón, la obsesión de Howard Carter

Leer artículo

Para saber más

La máscara funeraria de oro y lapislázuli que cubría los hombros y la cabeza de Tutankhamón. Museo Egipcio, El Cairo.

La tumba de Tutankamón, el descubrimiento del siglo

Leer artículo