Conflicto en los Balcanes

AP 9110291581

Foto: AP

El enorme territorio que ocupó el Reino de Yugoslavia durante gran parte de la primera mitad del siglo XX englobaba dentro de sus fronteras varias nacionalidades y religiones que convivían con una calma tensa, siempre al borde del conflicto por cuestiones territoriales y religiosas. Lo mismo ocurría cuando, después de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), se convirtió en una república bajo la órbita de influencia soviética. Toda la tensión acumulada durante décadas culminó en en la desintegración del estado yugoslavo con el estallido de las Guerra yugoslavas en 1991. Estos conflictos se caracterizaron por tener un fuerte componente étnico-religioso y enfrentaron, principalmente, a los serbios contra croatas, bosnios y albaneses. En esta imagen cenital se puede ver a una mujer mayor que está a punto de perder sus gafas en una aglomeración de gente en un reparto de comida durante el sitio de Dubrovnik.