El coche de Hitler

El coche de Hitler

Foto: AP / Ray Howard
El coche de Hitler

Foto: AP / Ray Howard

El 28 de junio de 1948, una multitud de periodistas se reunió en los muelles de Manhattan para asistir a la llegada de un barco. Este no transportaba a ningún presidente, celebridad o magnate, sino una limusina marca Mercedes-Benz. Con una peculiaridad morbosa: el coche había pertenecido a Adolf Hitler, aunque el líder nazi lo usó solo en un par de ocasiones. Christopher Janus, un comerciante de Chicago, lo había adquirido de un hombre de negocios sueco por una gran suma de dinero; para celebrar su llegada, invitó a tres periodistas del New York Times a dar un paseo en el coche alrededor de Central Park. Su destino fue el Museo de la Ciencia y la Industria, situado en el edificio Rockefeller Plaza: en la imagen se puede ver el momento en el que el coche es elevado con una grúa para hacerlo entrar por una ventana del museo. La limusina se convirtió en la pieza central de una exposición cuyos beneficios fueron destinados a huérfanos de guerra del Athens College, una escuela heleno-americana.

Compártelo